[njwa_button id="517"]
RIEGO

RESIDENCIAL

RIEGO DE JARDIN

Qué es un sistema de riego?

El sistema de riego trata de imitar a la lluvia. Es decir, el agua destinada al riego se hace llegar a las plantas por medio de tuberías y mediante unos pulverizadores, llamados aspersores y, gracias a una presión determinada, el agua se eleva para que luego caiga pulverizada o en forma de gotas sobre la superficie que se desea regar.

¿Por qué instalar un sistema de riego en nuestro jardín?  

Las tres principales razones son:

  •  Porque tendremos un ahorro considerable de agua.
  • No más preocupaciones si llegó el jardinero o si se le olvidó realizar el riego.
  • Su césped, plantas y árboles estarán siempre verdes

Añade aquí tu texto de cabecera

SISTEMA AUTOMATIZADO?

Sistemas de riegos automáticos para jardineros y riego por goteo. Aquí encontrará todas las soluciones para la instalación de un sistema de riego.

Descubra los sistemas de riegos: Localizados, difusores, aspersores, válvulas, sistemas de control, programadores, etc. de los mejores fabricantes como son: Rain Bird, Hunter y Toro.
Usted tiene la libertad de elegir los productos de riego más adecuados a su instalación, con su decisión adquiere un cierto compromiso consigo mismo y en sus círculos que confían en usted y en su capacidad para tomar decisiones. La responsabilidad implica la elección de productos que cumplen con lo que prometen, productos que son capaces de cubrir sus expectativas. Dedique el tiempo a explorar.

DISEÑAR UN SISTEMA DE RIEGO AUTOMÁTICO

  • Comenzaremos por trazar un plano a escala del jardín. Un truco muy bueno es utilizar una hoja cuadriculada, a la que otorgaremos una medida reconocible.
  • Para que el sistema de riego sea sencillo de instalar, debemos prestar atención a todos los detalles arquitectónicos que puedan ser un problema: aceras, entradas de vehículos…
  • En este plano debemos situar todas las plantas actuales si las hubiera, o las futuras, si estamos en plena creación del jardín.
  • Es muy importante evaluar cual será su tamaño cuando crezcan del todo, para poder determinar cuantas plantas podemos poner, así como las necesidades hídricas.

Un plano de estas características nos servirá para determinar que tipo de instalación necesitamos: riego por aspersión para césped, riego por goteo o tal vez, un kit de riego automático con varias líneas de riego, capaz de soportar los dos sistemas, incluso si podemos recoger agua de lluvia, instalar uno de los sistemas de riego por goteo sin presión.

correspondiente con un esfuerzo mínimo por parte del propietario.